Usted está aquí

Disponible en:EnglishEspañol

Cumbre de Estados del Caribe acoge propuesta de la CEPAL para alivio de la deuda

La iniciativa del organismo regional de las Naciones Unidas propone un fondo de resiliencia del Caribe para los países beneficiados por la reducción de la deuda.
Comunicado de prensa |

La Asociación de Estados del Caribe (AEC) acogió plenamente la iniciativa de alivio de la deuda presentada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) que, entre otras iniciativas, propone la creación de un fondo de resiliencia como parte de una estrategia basada en una propuesta de canje por adaptación al cambio climático.

La VII cumbre de la AEC, que concluyó el sábado 4 de junio en Cuba, contó con la participación de Jefes de Estado y de Gobierno y representantes gubernamentales de alto nivel de los 25 países miembros, que aprobaron por consenso los 44 puntos de la Declaración de La Habana.

En el punto 13 del documento, la cumbre acordó apoyar “plenamente la consideración de la iniciativa de alivio de deuda de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) que tiene en cuenta la naturaleza altamente endeudada de muchas naciones del Caribe y recomienda un enfoque que reconoce los principios de la Financiación para el Desarrollo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y propone, entre otras alternativas a evaluarse, un fondo de resiliencia del Caribe para los países beneficiados por la reducción de la deuda”.

El endeudamiento de los países del Caribe es un dilema que está vinculado a impactos externos, agravados por la debilidad estructural inherente y vulnerabilidades que enfrentan los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID) del Caribe con una capacidad limitada de respuesta. Muchos países caribeños pertenecen a la categoría de renta media, que restringe su acceso al financiamiento en condiciones favorables, dice la CEPAL.

Tal como lo indicó en el documento Horizontes 2030 La igualdad en el centro del desarrollo sostenible, presentado en su trigésimo sexto período de sesiones realizado a fines de mayo en México, el organismo regional de las Naciones Unidas sostiene que América Latina y el Caribe tiene hoy una oportunidad histórica para cambiar su estilo de desarrollo y reducir los desequilibrios económicos, sociales y ambientales que impactan a sus habitantes. Para ello es necesario un cambio estructural progresivo con un gran impulso ambiental que promueva un desarrollo basado en la igualdad y la sostenibilidad. 

La iniciativa de alivio de deuda para los países del Caribe propone que recursos del Fondo Verde para el Clima (FVC) puedan ser usados para reducir la deuda pública caribeña por parte de los prestamistas multilaterales y bilaterales, y para volver a adquirir deuda de acreedores privados con un importante descuento. Con el nuevo espacio fiscal conseguido, los Gobiernos del Caribe realizarían entonces pagos al fondo de resiliencia del Caribe, que a su vez sería usado para financiar capacidad de resiliencia en adaptación y mitigación frente al cambio climático, y para invertir en economías verdes.

La cumbre de la AEC es la reunión más importante de la organización. Se celebra  periódicamente al nivel más alto y facilita la convergencia de los Jefes de Estado y de Gobierno de los países asociados o sus representantes de alto nivel.

Contacto de prensa